¡Sabía que nos encontraríamos algún día!

Si vez una luz brillar, y tu intuición de llama a seguirla, hazlo. Si te lleva a un pantano, ya saldrás de ahí. Si no la sigues, nunca sabrás si aquella luz pudo haber sido tu estrella.